Información básica sobre tintado de lunas

Todo el que ha tintado las lunas delanteras o traseras de su coche ha acudido a la ITV con miedo de no conseguir un un resultado favorable. Por eso es importante que, antes de hacer nada en su vehículo, conozca la normativa aplicable para que luego no se encuentre con problemas de difícil solución.

¿Qué son las lunas o cristales tintadas?

Los cristales tintados o lunas tintadas no son más que unas láminas oscuras que se pegan sobre los cristales originales del vehículo para que estos presenten un tono más oscuro y así protejan a los ocupantes de los estragos de la radiación solar. No obstante, la denominación es incorrecta ya que todos los automóviles vienen de fábrica con las lunas levemente tintadas en un tono verdoso. Pero lo que habitualmente se llama tintar las lunas es, en realidad, laminar las.

Hay que destacar que, independientemente de la función estética, las lunas tintadas –o laminadas- aportan mayor seguridad al vehículo frente a roturas que podrían dejar las lunas hechas añicos. Además de esta función, se obtendrá un filtro adicional frente a los rayos UVA y una reducción de la temperatura en el interior del habitáculo, así como una mayor intimidad.

Ningún taller debe realizar el tintado de lunas en las ventanillas delanteras.

Tintar las lunas puede suponer pagar un precio más alto

Una de las cosas que todos los que quieran tintar las lunas deben recordar es que está estrictamente prohibido tintar las lunas delanteras del coche. Tanto el parabrisas, así como los cristales delanteros laterales. Dichas aplicaciones no permitidas supondrían multas de 36 euros a 150 euros en ciudades como Madrid y Barcleona.

Los requisitos legales son muy claros. Se requiere una documentación que debe acompañar siempre a la ficha técnica del vehículo: el certificado de homologación expedido por el fabricante de las láminas y cumplimentado por el taller instalador. Otro requisito indispensable es que todos los cristales del coche estén sellados mediante marcas con pistolas de arena, pegatinas o leyendas en la propia lámina. Si no se cumplen estas dos especificaciones, la ITV no puede ser favorable y podría acarrear una multa por parte de los agentes de la autoridad.

El tintado de lunas, ¿homologado?

Habría que dejar claro que el tintado de lunas, desde el último cambio legislativo, ya no se considera una reforma de importancia por lo que ya no es necesario que la ITV homologue la instalación mediante una inspección extraordinaria. Además, tampoco figurará nada en la ficha técnica del vehículo, ni se necesita un certificado del taller instalador, como cuando se coloca un gancho de remolque.

Por último, hay que decir que en caso de que se tengan dudas sobre la lamina que se va a aplicar, es mejor consultarlo en la ITV antes de la instalación. De ese modo, podremos quedarnos tranquilos ante posibles problemas de homologación ya que no todas las láminas son admitidas en las inspecciones técnicas periódicas.

Ricardo Botín

Artículo original: https://itv.com.es/tintar-las-lunas-de-un-coche

¡ ESTRENAMOS TIENDA !
Visite nuestra Nueva Tienda, donde podrá encontrar muchos de los productos de nuestro catálogo de servicios, como pegatinas, tarjetas de visita, photocalls,...

¡ VISITE NUESTRA TIENDA !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *